Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Repensar Educativo | May 26, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Reputación Online en escolares - Repensar Educativo

Reputación Online en escolares
Martin Alvarez Lopez
¡Comparte y difunde!

¿Cuánto de aquello que comparte hoy en día un estudiante en las redes sociales, entre fotos, comentarios y demás, podría ser perjudicial para su futuro universitario, laboral o de simple accionar? Realizamos esta pregunta, pues si bien, como parece, la reputación online de una persona que está sumergida en la red, en la actualidad, se ‘construye’ paulatinamente con cada  hecho o acto digital, cuánto de esto se traslada a la escuela, sobre todo si el usuario promedio es un escolar 2.0 que desea abrirse paso en el aprendizaje y el conocimiento mientras navega por Internet, y que muchas veces, por ignorancia o error, desconoce que con un solo click y like demás, le puede traer contratiempos en su formación a futuro.

Hace unas semanas Linkedin, desde su portal, anunció que desde ahora el rango de edad para poder crearse una cuenta e ingresar a la red social mencionada oscila desde los trece años, dependiendo el país de procedencia.

 

 

Sí, ahora un menor de edad puede ingresar y navegar por Linkedin sin ningún contratiempo, pero eso sí, con algunas restricciones que encontrarán por su seguridad. Ahora, ¿por qué una red social que es netamente académica y laboral se preocuparía por un público que está aún en la escuela? La respuesta parece un poco sugerente: Linkedin observa un público preocupado por su futuro académico, en cuanto a elección de universidades que se acomoden a sus necesidades y, de ser así, propone comprometerlo a una mayor decisión de búsqueda con aquello que le gusta. Es más, permitirá a que los más jóvenes se puedan crear su currículum.

Entonces, ante esto, ¿sería conveniente, como alumno de colegio, trabajar mi reputación online desde la escuela, sobre todo si deseo que mi marca personal, es decir ‘yo’, sea apto (a) como usuario, como parte de mi formación en las redes sociales? En sí, nadie obliga a que un estudiante se cree una cuenta de Linkedin, Facebook o Twitter; sin embargo estas, quiérase o no, representan capacidades digitales, como parte de un sistema comunicacional actual, que un estudiante necesita dentro de su aprendizaje.

Por ejemplo, es casi una constante que los estudiantes de colegio, hoy por hoy, compartan de todo en su red social sin medir las consecuencias. Pregunta: ¿qué hacer aquí? ¿Será acaso necesario que la escuela 2.0 consolide y forme la reputación online de un escolar para un mayor beneficio a futuro? Repensar Educativo les brinda seis puntos que pueden tomar en cuenta aquí:

 

  1. Aprender a comunicarse. Consideramos que está de más decir que no se puede vivir al filo del precipicio en una red social. Es necesario que el estudiante cuide aquello que escriba y que comparta. ¿Cómo? Por medio de una buena redacción. Que sepan cómo acortar los enlaces que van a compartir. (De esta forma observarán si aquello que comparten como información tiene un seguimiento).
  2. Configurar mis cuentas es lo primero. Otro punto que está de más decir es que los chicos deben aprender a configurar sus cuentas como si fuera su tesoro más preciado. Posiblemente sea el primer punto que deban tomar en cuenta.
  3. La seguridad informática . Destacamos que la seguridad, mejor dicho, el ingreso de otros a nuestra red podría ser perjudicial para nuestra marca, si es que aceptamos a cualquiera dentro de nuestros contactos. Para consolidar más este punto, recomendamos revisar nuevamente la entrevista que le hicimos hace dos meses a Miguel Guerra, especialista en Seguridad Informática y redes sociales.
  4. Aprender a gestionar nuestras cuentas de redes sociales. Una cosa es compartir de todo en tu Facebook personal, y otra en tu Facebook que puede ser de trabajo. En el caso de escolares, pueden tener más de una red social en donde aprendan a gestionar a sus contactos. Algo que pueden realizar es crear grupos cerrados para una comunicación en específico con el público al cual te quieres dirigir. No es conveniente que todos se enteren de lo que haces.
  5. Dependiendo mi interés, ingresaré a aquello que me guste. Una de las virtudes de la web es que está ahí, libre, solemne y con deseos de búsqueda. La curiosidad de un estudiante será recompensada si es que complementa ese interés que tiene por algún tema en particular, con la participación constante que tenga en las redes. Foros, chats, comentarios pertinentes. Este es el camino. Una vez que va construyendo una identidad en la web, es factible ingresar a Linkedin y explorar las posibilidades que tenga para crear mi marca personal.
  6. Estar siempre atentos a ‘las palabras’ que utilizamos en la red. Un elemento que es casi decisivo en la red viene a ser el algoritmo que infunda la palabra o palabras que utilices en tu comunicación, es decir el trabajo de ‘palabras claves’ que, por su ejecución, pueden servir para las empresas, sobre todo al momento de realizar las búsquedas de personas influyentes. Dato: Desde hace un mes Google puede buscar también aquellas palabras que tengan un Hashtags de por medio. Es decir, debo cuidarme incluso de aquella información que comparto y que tenga por medio un #Hashtag.

Como podemos observar, las redes sociales, en este caso Linkedin, una red académica y laboral muy importante en la actualidad, busca engendrar, en usuarios menores de edad, un poder de elección y de búsqueda participativo que forjará su formación en los próximos años. Un reto que no solo pasa por cómo aprendo y qué debo aprender, sino también, ahora, por cómo me muestro y qué busco en mi aprendizaje, como parte de mi presente y futura reputación online escolar.

Reputacion Online

Submit a Comment

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los carácteres de la imagen para poder publicar su comentario.