Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Repensar Educativo | April 24, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

El armatoste de la educación XXI - Repensar Educativo

El armatoste de la educación XXI
Martin Alvarez Lopez
¡Comparte y difunde!

 

Hace poco leí un texto de Perkins en donde se menciona cómo dentro de los avatares de la educación se toma, y hasta el día de hoy en muchos centros de enseñanza es así, una enseñanza tradicional – memorística, que solo busca responder a situaciones del momento y no tanto para un conocimiento crítico, creativo y a largo plazo.

 

Creo que está demás decir, hoy por hoy, que los chicos, sin generalizar, claro, no leen, no investigan, no formulan cuestionamientos sobre un tema determinado, no pretenden ir más allá, no traslucen inquietudes que formen su carácter tanto académico como personal. En otras palabras, ‘no quieren comprender’. Pero, en sí, ¿es culpa de ellos?

Ahora, tal vez aquí se pueda responder al segundo cuestionamiento de este texto y que va dirigido, por sobre todo a los maestros.

 

Mis estimados colegas, ¿son conscientes si lo que le enseñan a sus alumnos, en verdad, es comprendido a cabalidad por ellos? Posiblemente esta pregunta se remonte siglos atrás, pero es una verdad que en la actualidad es necesaria admitir.

Un curso, una materia, tiene un enfoque así como un lineamiento; una metodología, una razón de enseñanza, tiene una fin así como una motivación; sin embargo, ¿qué es lo ocurre y que posiblemente le ocurre a una gran cantidad de docentes aún, y que en parte genera esta posible desidia que vemos a diario en nuestros estudiantes?

 

Si nos ponemos a pensar, una vez que armamos el ‘sílabus’ del curso que nos toca dictar observamos los elementos en cuestión que deben ir a criterio nuestro y que serán parte de este gran armatoste, y que configurará las diversas estrategias, técnicas y actividades que irán en el curso. Pues bien, ahí está el asunto. ¿En realidad comprendemos qué es una estrategia, una técnica o una actividad educativa? Abordemos esto de la manera más sencilla y rápida.

 

Cuando hablamos de una estrategia nos referimos al ‘buscar lograr una situación general o meta’, y esta meta implica una organización temporal para un objetivo determinado, ¿y cuál es ese objetivo? Pues que el alumno aprenda, ¿y cómo hago eso? Pues aquí entraría lo que es la técnica, la cual es el ‘cómo se implementa la estrategia’, a través de elementos que girarán en torno a pasos previos. Y por último se encuentra la actividad, en donde se plantea el ‘cómo se implementa la técnica en un caso real’. Para efectos de mayor comprensión, propondré el siguiente ejemplo en donde se podrá tomar en cuenta estos tres pasos.

El curso de redacción y argumentación, al final del curso, como ‘estrategia’, busca dos cosas: que los alumnos aprendan a escribir correctamente, aplicando las reglas básicas para una correcta redacción, y que tengan una base argumentativa sólida. Bien, ¿cómo hago esto? Puedo pretender aplicar un par de ‘técnicas’ como las siguientes: un ensayo de investigación, en donde se observe el conocimiento y comprensión de ambos elementos, y también por medio ‘debates’ escritos virtuales realizados en el ‘facebook’, en donde se observará, una vez más, ambos elementos. ¿Qué actividades pretendo tomar en cuenta para llevar a cabo esto? Que los chicos utilicen el facebook como canal para plantear ideas que luego desarrollarán a través de escritos con base argumentativa.

Hago toda esta referencia, pues observo que no es que esté mal el conocimiento del maestro; pero sí la forma cómo es establecido el curso, y por ende la comprensión, que luego se verá en los chicos. Digo esto, ya que, como bien dice Robinson: “se está reprimiendo la creatividad y los talentos de muchos estudiantes”, y eso sí es crítico.

Si pretendemos que nuestros estudiantes comprendan, es necesario dejar de lado viejos adagios de la enseñanza y renovar la comprensión ante todo, pues este, como bien diría Machado, no es nuestro curso; esta no es nuestra aula; es simplemente un cúmulo de expectativas que necesariamente, y que estamos en la obligación de hacerlo, deben ser retribuidas a aquellos que buscan comprensión dentro de este actual, y muy nuestro, ‘armatoste de la educación XXI’.

Previous Story

There are no older stories.

Submit a Comment

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los carácteres de la imagen para poder publicar su comentario.