Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Repensar Educativo | April 24, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

Democracia deliberativa en las aulas - Repensar Educativo

Democracia deliberativa en las aulas
Martin Alvarez Lopez
¡Comparte y difunde!

Cuando observo un salón de clases, y con su alumnado interactuando de distintas formas y manifestaciones, no puedo dejar de pensar en qué ocurriría si volviéramos a los viejos y caducos registros de enseñanza en donde solo existió aquel, que hasta hoy lleva el nombre de ‘profesor’, que impartió el conocimiento y la sapiencia ante todo, manifestando en sus adentros un posible discurso como el siguiente: “Yo, como soy el profesor, sé más que tú, pues aún eres un alumno y no tienes mi capacidad”.

Ahora, lo anterior no es más que una simple ironía temporal; a lo que quiero llegar, es que si bien aún en distintas zonas, tugurios, salones o centros de enseñanza, se imparte una enseñanza bidireccional de aprendizaje sin ‘competencia educativa’, es decir, sin establecer el aprendizaje y el hecho comprobado del aprender de un alumno, tenemos que ser conscientes del mundillo en el cual estamos inmersos y que este nos ‘obliga’ a tomar en cuenta un término que, espero, se convierta, de ahora en adelante, en noción de los futuros formadores: democracia deliberativa.

Cuántas veces nos hemos preguntado lo siguiente: “¿Habrá entendido la lección de hoy este chico?” Y tal vez uno haya llegado a establecer lo siguiente: “Bueno, total, de un grupo de treinta alumnos, que aprendan veinte, es más de la mitad y es suficiente, ¿no?”

Si hablamos de democracia deliberativa, lo bidireccional con aprendizaje espontáneo está demás, por ello es necesario tomar en cuenta, primero, que si queremos que ‘todos’ los elementos en cuestión (alumnos, en este caso) tengan las mismas capacidades, el mismo desarrollo, la misma noción de aprendizaje, es necesario utilizar los mecanismos reales en tiempo real de enseñanza y conocimiento.

Es gracioso, pues, esos mecanismos que emergen y que hacen posible esta ‘deliberación’, en la actualidad, son parte ‘ya’ de nuestro subsistir; son parte ‘ya’ de nuestra convivencia emocional y de comunicación, en lenguaje, en códigos situacionales de opinión y de comentario. Mencionar a las redes sociales, a las wikis, a youtube, a los blogs, en fin, a todo aquello que resulte un mecanismo de aprendizaje de ‘algo’ que es masivo por excelencia, todavía no ha sido trasladado, del todo, como valor de conocimiento en la enseñanza.

Hace un año, en Lima, tuvimos la presencia del sociólogo canadiense Derrick de Kerckhove, discípulo del recordado teórico McLuhan, quien nos habló acerca de la posibilidad de tener un flujo de interacciones no solo masivas, sino también ‘precisas’, apoyadas por un sistema sofisticado de software, vinculado con enormes bases de datos; ahora, lo más estimulante de todo esto es que ‘nosotros’ somos, por medio de nuestros celulares, laptops, ipods, en fin, participes ‘ya’ de esto, puesto que, desde ayer, hoy y, tal vez siempre, seremos agentes deliberativos que vertimos información en tiempo real, y que nos hace participes, cuando queramos, de este gran aporte de Kerckhove que lleva como nombre el de inteligencias conectadas.

 

Basta solo mirar las opiniones y comentarios en los muros del Facebook y del Twitter, no importando el lenguaje con el cual se establezcan las ideas, pues es necesario que nos demos cuenta de que vivimos en una sociedad de deliberación, de discusión y de posición, y que los mecanismos de enseñanza bidireccionales, sin llegar a ser masivos y comprobables en aprendizaje, no están caminando de la mano con lo actual.

Una visión para todo esto: democracia deliberativa. El profesor imparte el conocimiento al alumno; el alumno aporta por medio de sus ideas al tema en cuestión (toda idea se respeta); ambos son agentes de cambio en la enseñanza; y el nuevo salón de clases tendría los mecanismos de aprendizaje con los cuales ‘jugamos’, por así decirlo, a diario.

Submit a Comment

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los carácteres de la imagen para poder publicar su comentario.