Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Repensar Educativo | June 18, 2019

Scroll to top

Top

No Comments

Aspectos importantes del Aprendizaje Autónomo (Primera parte) - Repensar Educativo

Aspectos importantes del Aprendizaje Autónomo (Primera parte)
Pedro Torres-Ruiz
¡Comparte y difunde!

Hasta ahora, mucho se ha comentado y reflexionado sobre los beneficios que se tiene el utilizar las Tecnologías de Información ﴾TI) para el aprendizaje en línea pero, poco se ha analizado detenidamente sobre el concepto así como el principio y las características del aprendizaje autónomo. Esto es, con el propósito de entender claramente cómo se maneja el aprendizaje en cuestión.

A continuación, se empieza con la explicación del concepto como primera parte del presente artículo:

La palabra autonomía surge de los términos griegos auto: uno mismo y nomos: norma. Por lo que, se entiende como autonomía personal aquella capacidad que puede tener una persona para ser independiente de controles externos obvios, evidentes y actuales. Es decir, en el momento de la acción y al mismo tiempo esa capacidad se expresa en el actuar de acuerdo a una elección propia y actual históricamente puesto que ningún ser humano está exento de lo que resultan las enseñanzas recibidas previamente, las cuales, durante su desarrollo
están continuamente modelando el procesamiento interno de la persona con respecto a la información y las respuestas conductuales. Si se desea justipreciar la autonomía de que goza una persona, por lo menos, deben tomarse en consideración las siguientes características:

  1. Capacidad para comprender integra y realmente la información recibida
  2. Que la persona sea capaz de elaborar razonamientos a partir de la información que se le proporcione y que, esas reflexiones, se sustenten en su propio mundo de valores
  3. Que sea capaz de comunicar su decisión o decisiones que tome
  4. Que posea la capacidad para evaluar las consecuencias de sus decisiones
  5. Que se encuentre libre de presión alguna

Estas condiciones, indispensables para poder hablar de autonomía en las personas, se ven modificadas en muchas circunstancias del actuar humano y bien puede afirmarse que son dinámicamente cambiables en forma continua pero dentro de un rango; difícil de establecer; pero razonablemente comprensible.

Existen varios signficados, con respecto a este concepto, como son: autonomía, aprendizaje autodirigido, y aprendizaje andragógico. Por ejemplo, A. Chené (1983) nos dice que “autonomía significa que uno puede fijar, y en realidad fija, sus propias normas y que puede elegir por sí mismo las normas que va a respetar.  En otras palabras, la autonomía se refiere a la capacidad de una persona para elegir lo que es valioso para él, es decir, para realizar elecciones en sintonía con su autorrealización”. Otro autor es Carl Roger (1979), quien señala la autonomía como el “proceso personal de aprender a aprender, a cambiar, a adaptarse”. Existen muy diversas definiciones, pero los dos significados anteriores son los más adecuados para el presente artículo. Pedagógicamente hablando, se podría incluir el concepto de constructivismo que tendría relación con este tipo de aprendizaje, el cual es definido como: “Aquel que afirma que el conocimiento de todas las cosas es un proceso mental del individuo, que se desarrolla de manera interna conforme el individuo interactúa con su entorno”. Entonces, se conceptualizaría el aprendizaje autónomo como aquella aptitud cuyo conjunto de herramientas didácticas, propias del estudiante, le permitirá desarrollar, de manera independiente, su estudio académico. Es decir, ser autodidacta para su posterior autoevaluación. Ahora bien, falta añadir varios elementos para que ese aprendizaje sea exitoso. Dichos elementos son tanto la presencia del docente como su aplicación a nivel universitario. El estudiante universitario, es una persona que ya se encuentra en una fase de asimilación y solución de problemas a resolver realizándola de manera gradual para su correcto funcionamiento.

Heathers (2000), distingue dos diferentes tipos de independencia: la instrumental y la emocional. La independencia instrumental se efectúa al ejercer una tarea o trabajo sin solicitar ayuda y si considera que no necesita aprobación por parte de otra persona para estar seguro de su trabajo, dicha independencia es emocional.

El estudiante autónomo es emocionalmente independiente, tiene su auto aprobación y a medida que acuda al profesor está empleando un menor grado de autonomía.  En conclusión, el proceso de aprendizaje autónomo tiene mayor eficiencia en aquellas personas que son capaces de autodirigirse.

Submit a Comment

Please type the characters of this captcha image in the input box

Por favor escriba los carácteres de la imagen para poder publicar su comentario.